¿Qué prácticas pueden prevenir la listeriosis?

Prevención contaminación por Listeria monocytogenes

La crisis provocada por el brote de listeriosis como consecuencia de la carne mechada pone de manifiesto la importancia de activar los protocolos más adecuados para erradicar los efectos nocivos en la salud pública. También es importante aplicar todas las prevenciones necesarias, como las buenas prácticas de higiene, que minimicen el riesgo de Listeria monocytogenes en los alimentos.

Para analizar los distintos métodos de prevención entrevistamos a Juliana Roca, Directora de marketing y comunicación de Bioser.

¿Qué particularidades tiene Listeria monocytogenes como causante de enfermedades a través de los alimentos?

Es una bacteria muy resistente en el medio ambiente que puede afectar principalmente a grupos de comidas preparadas, productos lácteos – en especial los quesos de pasta blanda -, patés y productos de la pesca crudos o ahumados en frío (el salmón), carne de pollo y embutidos cocidos y crudos curados.

Soporta temperaturas bajas de pasteurización y se multiplica a temperaturas de refrigeración (de 4 ºC a 6 ºC) hasta alcanzar cifras significativas si pasa un tiempo suficiente. Esto explica porqué se puede encontrar Listeria monocytogenes en alimentos que han sufrido un tratamiento térmico con riesgo a contaminarse posteriormente.

Además, es capaz de formar biofilms, lo que le confiere mayor resistencia a los desinfectantes. Los biofilms son muy difíciles de erradicar, por lo que pueden constituir un foco de contaminación crónica en la industria alimentaria.

¿Qué prácticas pueden prevenir la listeriosis?

Para prevenir la listeriosis es importante seguir unas buenas prácticas de fabricación y de higiene, además de un control efectivo de la temperatura en toda la cadena de producción, distribución y almacenamiento de alimentos, incluso en el hogar.

Una buena higiene es clave en la prevención de la presencia de Listeria monocytogenes pues reducirá cualquier opción de contaminación cruzada. Y es importante verificar que esta higiene se ha realizado correctamente.

¿Qué métodos recomienda Bioser para la verificación de higiene?

Existen métodos que nos permiten hacer esta verificación y analizar tendencias para identificar posibles focos de contaminación de forma muy precoz. De esta forma se puede evitar la proliferación del microorganismo.

El método estrella que permite una obtención muy rápida de los resultados para poder actuar de forma inmediata es el 3MTM Clean-trace luminómetro. Es un método ámpliamente implantado en la industria alimentaria, muy fácil de usar y con un potente software para poder llevar a cabo el análisis de tendencias.

También existen otras técnicas para hacer la verificación de la higiene, como los laminocultivos (Hygicult TPC) o las placas Rodac.

Listeria monocytogenes tiene una gran capacidad de formar biofilms por su hábil supervivencia en el medio ambiente. Por este motivo, adquiere resistencia a los desinfectantes y hace difícil erradicarla en las instalaciones de manipulación de alimentos.

Ante este contexto, desde Bioser y siguiendo los criterios que establece el Reglamento (CE) nº. 2073/2005 de la Comisión Europea en materia de higiene, recomendamos que las empresas evalúen la prevalencia y los niveles de esta bacteria en ciertos alimentos listos para el consumo (como los quesos blandos, las carnes frías y el pescado) que pueden contenerla y analicen los factores de riesgo responsables de la presencia y crecimiento de esta bacteria en los alimentos.

¿Qué métodos recomienda Bioser para la evaluación de la presencia de Listeria monocytogenes?

Bioser dispone de distintos métodos de análisis, tanto para la detección como para el recuento:

No dudes en solicitarnos información.