FUERTE CASTIGO PARA LOS PRODUCTORES DE HUEVO CONTAMINADO

Dos ex ejecutivos de la industria del huevo fueron condenados a tres meses de cárcel por su papel en el brote de Salmonella de 2010 que afectó a miles de personas.

 

Según el CDC, Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, se contabilizaron hasta 1.949 víctimas pero se calcula que posiblemente se infectaron 56.000 personas, ya que la mayoría de casos no fueron registrados.

Las pruebas efectuadas en las gallinas ponedoras muertas mostraron la existencia de Salmonella y otros contaminantes en sus órganos.
Los responsables habían engañado a cerca de un falso procesado y unas fechas de vencimiento incorrectas. Además, se había sobornado varias veces al inspector de calidad para aprobar la venta de los huevos de mala calidad.

Los investigadores de la empresa sostienen que el personal a cargo da empresa era consciente de que sus instalaciones estaban en riesgo de contaminación desde mucho antes del brote ocurrido en 2010, por lo que el juez les ha declarado culpables por desatender las normas y correctas prácticas de higiene.

Las sentencias de cárcel envían un fuerte mensaje a las empresas alimentarias sobre la importancia y necesidad de seguir las normas de seguridad alimentaria.

 

Fuente: FoodQuality News

:

To top