¿ESTAMOS FRENTE A UN NUEVO CASO DE FRAUDE ALIMENTARIO?

frankfurt

Dos días después de la publicación del informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece que comer salchichas, hamburguesas o embutidos aumenta el riesgo de padecer cáncer, de nuevo aparece otra alerta relacionada con estos mismos productos.

Según un estudio realizado por una empresa americana especializada en analizar el contenido molecular de los alimentos,el 2% de las salchichas comercializadas en Estados Unidos contienen ADN humano.Además, este estudio también concluye que el 15% de los productos analizados contenían ingredientes no indicados en la etiqueta.

Para realizar la investigación se analizaron 345 salchichas de distintas marcas vendidas en 10 establecimientos.
Los resultados obtenidos fueron sorprendentes. Se detectó ADN humano en el 2% de las muestras y un total del 14,4% de las muestras analizadas se consideraron como problemáticas por distintos motivos como contener ingredientes no declarados en la etiqueta (por sustitución o adición) o por aspectos higiénicos.

En el siguiente enlace encontrará una infografía explicativa: Infografía

En el caso de los ingredientes no declarados en la etiqueta, nos encontramos frente un fraude alimentario, mientras que los aspectos relacionados con la higiene responden a la introducción, probablemente de forma involuntaria, de algún contaminante no-peligroso en el alimento (como el ADN humano).

Las industrias alimentarias trabajan siguiendo unas normas muy estrictas basadas en las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF), siempre bajo el control de organismos oficiales mediante auditorías, con el fin de evitar estos casos.

Fuente: ClearFood

To top