Factores, adaptación y evolución del sector alimentario

fábrica_desembre

2020, un año de cambios en todos los sectores 

A las puertas de un año nuevo es momento de echar la vista atrás y hacer balance de la situación del sector de la alimentación, en concreto de la seguridad alimentaria. Un año insólito marcado por la COVID-19 que ha deparado en circunstancias excepcionales a las que nos hemos tenido que enfrentar superando retos y adaptándonos a la nueva normalidad.  

Factores que impulsan al sector de la seguridad alimentaria a innovar  

La pandemia ha ocasionado una crisis sanitaria, social y económica. A consecuencia, la cadena alimentaria ha tenido que confrontar la situación garantizando el suministro de alimentos a la población y que estos sean seguros.  

Los cambios en nuestros hábitos de consumo han sido muy notables. El ámbito de la distribución se ha convertido en un servicio esencial para nuestro día a día. La capacidad de adaptación y transformación que ha absorbido la distribución ha sido demostrable en procesos como la gestión de ventas, adquirir soluciones tecnológicas y la reasignación eficiente de recursos, e incrementando la higiene de las instalaciones para garantizar una segura compra en los establecimientos.

El e-commerce ha demostrado ser el líder de la pandemia, que ha acelerado el crecimiento del comercio electrónico en hasta seis años. Transportar alimentos ha sido un reto que se ha conseguido superar con creces gracias al esfuerzo para velar por la seguridad de los productos y asegurar que llegaban en las mejores condiciones.

Ante estos cambios, las empresas han tenido que adaptarse para poder proporcionar una respuesta frente a estas nuevas formas de consumo y, sobre todo, garantizar la seguridad de los alimentos a través de las nuevas prácticas de consumo. 

Las medidas de higiene se han incrementado, con el propósito de ser más seguras y eficaces para asegurar seguridad y control. Podríamos hacer referencia a la situación que han vivido millones de restaurantes, que han tenido que incrementar los controles de higiene para avalar la seguridad de los trabajadores y sus clientes. 

En Bioser, somos conscientes de que los procedimientos eficientes y rápidos han sido cada vez más necesarios porque nos permiten ganar tiempo y obtener resultados en el menor período posible. Para ofrecer más servicios a nuestros clientes, hemos aumentado nuestra cartera de productos incorporando EPIS y kits de análisis de virus, hemos adaptado nuestra manera de trabajar para minimizar los riesgos de contagio, además, de construir una nueva comunicación online para llegar a nuestros clientes. 

Hemos optado por implementar medidas y nuevas costumbres para adelantarnos a los futuros retos e innovar y evolucionar en nuestro campo. Sabemos que ha sido un año muy movido, pero nuestro mayor propósito ha sido intentar estar más cerca que nunca de nuestros clientes, avanzándonos a sus necesidades y garantizándoles la mayor seguridad y eficacia posible. 

Un nuevo año progresando y evolucionando en el sector  

Despidamos el año 2020 con optimismo, con un claro propósito: seguir creciendo día a día adaptándonos a los nuevos retos para favorecer al cambio y a la evolución de la industria alimentaria.